lunes, 21 de diciembre de 2015

Felices Fiestas






La Navidad es cada año, como un respiro de tantas cosas malas y problemas. 
Es una época en la que sentimos que todo va un poco mejor, que las personas sacan lo mejor de sí mismo y son más felices. Y cómo no ser más felices si el ambiente mismo de la ciudad es diferente, iluminado y adornado, haciéndola ver alegre y más hermosa.

 Jesús viene a salvarnos. Deseamos compartir nuestros sueños, nuestras esperanzas, nuestro esfuerzo cotidiano, nuestra alegría de vivir. ¡Qué todos nuestros proyectos se hagan realidad!. ¡Felices Fiestas !

lunes, 14 de diciembre de 2015

Cierre del Ciclo Lectivo. Flor Blanca





 El hermoso viaje que comenzamos juntos llegó a su fin. ¡Qué lindo es mirar para atrás, como asomándonos por una ventana y recordarlos con esa carita de asustados, de los nenes de la salita roja, azul y verde con, sus mochilas nuevas y un vasito listo para compartir el desayuno o la merienda! Las Señoritas han trabajado mucho, como hormiguitas laboriosas, sin descuidar los detalles, compartiendo y ayudándolos a crecer. 


Les recomendamos siempre tener a mano entre el equipaje una buena cámara de fotos mental, que guarde en sus retinas y en su corazón los mejores recuerdos del viaje y de sus acompañantes; aprendan a observar… detrás de cada pasajero hay una historia por conocer y detrás de cada paisaje hay un lugar para añorar...
Cada uno de ustedes sabe cuál es su vagón y cuál carril elegirá, se separarán, pero unidos y de manera constante seguirán sus sueños de estar juntos.


Los alumnos del Nivel Inicial el día 17 de diciembre ofreceran su flor blanca en los dos turnos.

Mañana: 9:15 
Tarde: 14:30.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Misa en recordación de la Hermana Marta Timossi







Queridas/os alumnas/os
Se realizará una misa por la Hna Marta en la capilla del colegio Sito en Calle 54 entre 12 y 13 de LA Plata el 9 de diciembre a las 19 hs
Celebrara la misma su hermano P. Luis Timossi SDB.





San Pablo nos exhorta a no dejarnos abatir como aquellos que no tienen ninguna esperanza. Él no nos pide, de ninguna manera, que neguemos el sufrimiento, sino que lo vivamos a la luz de la esperanza ofrecida por el Resucitado. Habiendo ofrecido su vida por amor a la humanidad, Cristo nos abre el acceso a la Vida de Dios